TALARRUBIAS, GASTRONOMIA Y ROMANCE CON SABOR POPULAR.

Buenos días, a todos los seguidores de nuestro blog de Recuperación de Tradiciones en la Comarca de la Siberia, hoy dedicamos nuestro post a la localidad de Talarrubias, os dejamos dos vídeos que resumen el paso del proyecto por dicha localidad, ellas son Teodosia que nos recito un romance y Mercedes que nos habló sobre la gastronomía de la localidad haciéndola coincidir con sus fiestas principales. Esperamos que os gusten.

Anuncios

GASTRONOMIA DE LA FESTIVIDAD DE TODOS LOS SANTOS.

Queridos blogueros tal como os hemos mencionado en nuestro perfil de Facebook, nuestra tierra de la Siberia se llena de sabores y de olores, de nuestra rica gastronomía. Aquí os hacemos mención a algunos de los platos que con motivo de la festividad Todos los Santos se cocinaran e muchas de las casas de nuestra comarca.

BODIGO DE SIRUELA:

Se elabora con la masa del pan, se rellena con chorizo, jamón y carne, se dobla la masa y encima se le coloca un huevo con una cruz de la misma masa. Se decora con almendras y también se le pone azúcar por encima.

La tradición manda que se coma en el campo el día de Todos los Santos con amigos y familiares. De postre se acompaña con nueces, higos , granadas y membrillos, todo ello producto de la temporada.

GACHAS DE TALARRUBIAS:

Las gachas se elaboran con aceite, pan harina, leche, azúcar y un poquito de aguardiente.

El pan se fríe a trocitos cuadrados, y en el mismo aceite se echa la harina hasta que esté dorada, después se añade la leche poco a poco para que no se hagan grumos. Se deja cocer hasta que espese pudiendo dejarlas mas o menos líquidas. Al tiempo de apartarlas, se les añade el pan frito y por último un chorrito de anís dulce.

Se tomaban frías.

EL BOLLO DE GARBAYUELA:

La tradición dice que unos días antes los niños y jóvenes iban al campo a preparar el asentaero en el que se iban a comer el bollo y lo dejaban marcado con una piedra.

El día de Todos los Santos los niños iban a casa de sus familiares a pedir el Bollo, que consistía en un dulce pequeño, podía ser de bizcocho, de candelila o bien una empanadilla típica de la localidad.

Cuando habían recogido todos los bollos se iban los niños y jóvenes a comérselo al campo y lo acompañaban de frutos secos, nueces, castañas, membrillos, granadas….

Estos tan solo son  una pequeña muestra de nuestra rica gastronomía.

CURIOSIDADES DE SIRUELA.

SAN JUAN.

Cuenta la tradición que el día de San Juan en la localidad de Siruela, aunque no era día precepto se celebraba mucho.

La noche anterior a la festividad de San Juan se preparaba en todas las casas del pueblo el agua de San Juan con la que se lavaban al día siguiente.

Consistía este agua en llenar un baño y meter en el toda clase de hierbas aromáticas que daban al agua una frescura y aroma deliciosos.

Principalmente se maceraban ramas de hierbaluisa, nogal, naranjo, albahaca, torongil, hinojo…

Que gran placer era lavarse al día siguiente con este agua aromatizada.

Otra costumbre eran las alcachofas de los enamorados. Consistía en que las mocitas para saber si su novio las quería o si les iba a salir el deseado novio quemaban varias alcachofas de los cardos borriqueros y las metían debajo de la cama la víspera de San Juan.

Si alguna de las alcachofas brotaba por sus filamentos azules quemados su amor sería correspondido o le saldría novio de inmediato. Si por el contrario las alcachofas no brotaban en el amor todo sería negativo.

EL MOLINO DE LA LOCALIDAD DE GARBAYUELA.

Hola amig@s de blog,

en este post os queremos hablar de uno de tanto molinos que existieron en nuestros pueblos, concretamente hoy nos centraremos en el de la localidad de Garbayuela, que conoceremos un poquito mas de la mano de Juan de Dios Villarejo, ya que sus antepasados por azares del destino se convirtieron en los dueños del mismo, durante varias generaciones.

La historia del molino data de la época de Don Zenon Cabanillas, antiguo dueño del molino, personaje ilustre en la localidad así como último prior jerónimo del monasterio de Guadalupe. El molino era de su propiedad y él se lo regaló junto con algunas vacas, a los antepasados de Juan de Dios Villarejo por librarle de un robo que querían hacer en su casa.

Esta familia se encargó de explotarlo hasta 1960. En la actualidad aún podemos contemplar sus ruinas.

El molino se encontraba ubicado en el río Guadalemar, detrás de una presa construida para usar la fuerza del agua para su funcionamiento.

Juan de Dios trabajó en él desde la temprana edad de 6 años y así junto a su padre aprendió el oficio. Hoy nos cuenta las diferentes partes del molino, así, estaba la SETILLA, especie de cajón, mas ancho por la parte de atrás, por donde entraba el agua desde el río y mas estrecho en la parte delantera, por donde salía. Este cajón estaba fabricado con tablas de madera en las que existían unas ranuras, a especie de guías, por donde entraba una chapa que estaba unida a un palo (LLAVE), que permitía cortar el agua. La setilla se cubría por todos lados por unos muros de ladrillo que evitaban que el agua la arrastrase a su paso debido a la fuerza que llevaba.

A unos 40cm de la setilla, se armaba la RUEDA con 46 ÁLABES que eran de madera de encina y fabricados de una sola pieza, medían aproximadamente unos 50cm, y se sujetaban al árbol por medio de una CRUCETA. LA PIEDRA CORREDERA O VOLADERA tenia dos LAVIJEROS donde encajaba la LAVIJA, que era la que hacía mover la piedra.

Para sujetar el hierro de la piedra SOLERA, se ponían dos cuñas de madera en forma de media luna, que se llamaban GALLEZUELAS y otras dos mas pequeñas, que eran los MANZANOS, que servían para ajustar y evitar que se saliera el grano por el ojo de la solera.

Encima de unos palos se colocaba la TOLVA, cajón cuadrado, más ancho de arriba que de abajo. Desde la tolva el grano iba a la CANALEJA que lo llevaba al ojo de la piedra corredera por donde caía a la piedra solera y de ahí llegaba al TRAGANTE, alrededor de esta piedra había una chapa para evitar que se saliera la harina que era el REDOR. Después esta harina llegaba al JARNAR o pila.

El molino se ponía en funcionamiento cuando se abría la setilla y entraba el agua desde el río moviendo los álabes que a su vez hacían que se moviera la piedra corredera..

Este molino en un principio tuvo dos piedras, una para hacer la harina para el pan y otra para el pienso de los animales. Durante la Segunda República fue quemado y solo quedo una piedra para moler, que es la que se siguió usando hasta 1960.

CHASCARRILLOS DE LA LOCALIDAD DE EL RISCO.

Hoy os dejamos algunos chascarrillos que nos han recopilado en la localidad de El Risco.

 

 

Tu eres la flor de la verja,

la más hermosa del río,

tú eres la mejor muchacha

que de padres ha nacio.

 

Arrancando garbanzos, te he visto el culo,

no he visto chimenea que eche más humo.

 

Corre, corre, corre niña,

corre y no dejes de trotar,

que mi madre no te quiere,

ni pa balda del corral.

 

Mi madre quiere a esa niña,

y yo a esa niña no la quiero,

que tiene la boca tuerta

y de noche me da miedo.

 

Alza la pata María,

que te la vengo a meter,

el zapato por la media,

y la media por el pie.

 

A tu padre le llaman tronco de encina

y a tu madre bellota y a tí gorrina.

ORIGENES DE LA DANZA DE SAN BLAS EN GARBAYUELA.

La Danza de San Blas de Garbayuela es el botón de muestra de una tradición milenaria que se conserva intacta todavía. Esta danza la ejecutan veinte, treinta, cuarenta….mozos que voluntariamente se prestan a ello. Cada uno porta dos palos rectos, de acebuche, ya seco, con nudos, para darle mayor fortaleza y mejor sonido. En la empuñadura cada “palillo”, tiene un agujero, y de ellos pende un cordón rojo del que cuelgan cintas y madroños de diversos colores.

La danza que interpretan es una danza guerrera. Para unos de origen celta, para otros, como D. Juan Pedro Vera Camacho, en su obra, “Viajes a las tierrras del Zújar y el Guadiana”, sería de origen helénico.

Pero lo que parece ser cierto es que la trajeron a España los mercenarios cántabros alistados en el ejército romano, desde Macedonia, donde ya bailaban los soldados de Alejandro Magno.

Hoy todavía se sigue haciendo ,además de Garbayuela, en Laguna de Negrillos (León) y en pueblos de Cáceres y del Norte de España.

A Garbayuela posiblemente llegaría con la conquista y la repoblación de toda esta comarca por las tropas de Alfonso IX de León allá por 1200.

Para su ejecución los danzantes, ( en Garbayuela “danzaores”), se aprestan al baile en línea de combate: frente a frente, en dos filas distanciadas un metro aproximadamente. Antes con la flauta y el tamboril, hoy el saxofón, el acordeón y la música de cuerda, marcan el ritmo, viril, de movimientos rápidos. Los pies van trenzando los pasos llamados: cruzaíllo, sencillo, doble, corro, agachaílla… y los palillos van chocando entre sí, a compás, sin fallo.

Es una danza itinerante, que se baila en honor a San Blas en su fiesta del 3 de febrero.